La mujer durante el franquismo

La mujer durante el franquismo

Notapor Pitita el 18 de Julio, 2006 - 17:38 h.

Ejemplo de tres citas sobre la mujer:

1. El padre Herrera Oria hace una alabanza a las virtudes de la mujer antigua.

“Las niñas actuales no son como las antiguas. Antes se gloriaban de aprender a coser, bordar y hacer la cocina. Ahora, todo eso lo desprecian, de manera que son muchísimas las mujeres que no saben ni coser un botón.”
(Padre Herrera Oria)

Pero el mal está más extendido de lo que el propio Herrera supone: no sólo es asunto de botones. Adolfo Maíllo, inspector de enseñanza, acude a su experiencia y ensombrece el panorama:

“...legiones de bachilleras que saben acaso mucha Trigonometría y Química, pero son incapaces de freír un huevo y zurcir un calcetín; no digamos el sacrificio oscuro, pero santo, que a diario exige de la mujer el cuidado y la dirección de un hogar”.
(Adolfo Maíllo)

El padre Vilariño también está en contra del sistema de enseñanza:

“Yo no creo que tengan las niñas necesidad ni tiempo para aprender
tantas cosas como se las enseña o quieren enseñar. Inglés, francés,
física, química, astronomía, historia sagrada, historia universal, historia de España, historia natural...son demasiadas historias para lo que tiene que aprender una mujer”.
(Padre Vilariño)



Pitita
 

El Consultorio Sentimental de doña Elena Francis

Notapor Pitita el 18 de Julio, 2006 - 17:50 h.

Se trataba de un muy popular programa de radio para mujeres que contestaba consultas, dudas y preguntas de las radioyentes.
He aquí algunos ejemplos de respuestas:

Respuesta 1
1 Querida amiga:
No cedas; no pases por eso bajo ningún concepto, de ninguna manera. Oponte con todas tus fuerzas: Argumenta una y otra vez que, no sólo tu conciencia, sino una ley que está por encima de todas las leyes y razonamientos, te lo impide: Y recuerda que a él también le obliga. El contrato de matrimonio no es susceptible de modificación a voluntad de las partes, y la mutua donación sólo puede estar dirigida a los actos encaminados a transmitir la vida.
Respuesta 2
1 Querida amiga:
A mí no me parece excesiva esa diferencia de edad. Es más, la veo conveniente. No sólo porque la función de cabeza de familia exige una actitud madura ante la vida, sino por tu propio interés. Las mujeres tenemos una primavera más corta y nuestros encantos comienzan pronto a marchitarse.
Ellos duran más y hambrean en la calle, en la oficina, lo que ya no encuentran en casa.
Es mejor que su afán de llamémoslo “corretear” no le dure demasiado. Así estarás más tranquila.
Respuesta 3
1 Querida amiga:
Yo también estoy de acuerdo con tu madre. De seguro que ella ve y valora en lo que vale que ese muchacho es tan honrado, trabajador y simpático como dices. Pero ella mira más lejos; y ve también que su posición social es inferior a la tuya. Por supuesto que no hay ningún problema en ello, pero sí es un nubarrón muy serio en tu felicidad futura, cuya consideración ella no puede
eludir: Tú estás habituada, mucho más de lo que crees, a unas comodidades, a un tren de vida que
él no podría satisfacer. Sí, ya sé que no te importa; incluso esas estrecheces te parecen muy
románticas...
Aunque ya veríamos cuánto te duraría. El dinero no puede sustituir al amor pero el amor
10 necesita del dinero para sobrevivir. Pasado un tiempo, ¿conservarás el ánimo e ilusión
actual para sobrellevar esa situación? Olvídate de esa ayuda que tus padres podrían
prestarte: si él es como le describes, no lo consentirá, pues heriría su orgullo. Tampoco
te permitirá que tú completes los ingresos familiares con tu trabajo, abandonando así tu
tarea principal de esposa y madre: el marido es el encargado del sostenimiento
15. económico del hogar, mientras que a la mujer le está reservada la administración y el
cuidado de la familia. Luego está vuestro trato con las respectivas familias y el de éstas
entre sí. Ellas no están enamoradas y el disgusto en el trato, precisamente por esas
diferencias sociales, se haría patente enseguida. Aún estás a tiempo. Nunca será menor el dolor que si desde este mismo instante dejas de salir con ese muchacho. Y busca luego a
20. tu futuro esposo entre los de tu clase, educado en un hogar parecido al tuyo, modelo del
que vayáis a fundar. Nacidos en el seno de familias iguales, educados al mismo estilo,
con posición económica parecida, seréis almas gemelas que vibraréis con los mismos
sentimientos, veréis la vida de la misma forma y compartiréis los mismos sueños e ideales.
Respuesta 4
1 Querida amiga:
Hace tiempo leí una definición del amor, no recuerdo ahora dónde. Decía: “Soportar, esa
es la fórmula. Amar es soportar”. Por lo demás, el tema que me planteas es
extremadamente delicado y creo que sólo tu director espiritual está en disposición de
5 aconsejarte.
Respuesta 5
1 Querida amiga:
No; definitivamente no debes hacerlo: Por muy segura que estés de sus sentimientos; por
grande que sea la inquietud, la impaciencia que te ocasione la espera de las palabras
definitivas, te lo repito: no debes hacerlo. Las mujeres, deberías saberlo, no nos
5 declaramos nunca. No te preocupes, ya vencerá su timidez. Si es preciso, échale una mano,
ponle en “situación”, sin que él lo note; pero no entres en su terreno: su orgullo quedaría
herido.
Respuesta 6
1 Querida amiga:
Probablemente no lo has interpretado bien. No hay ninguna duda que la educación física
y participar en competiciones deportivas tienen esos peligros que tu confesor te ha
señalado; y es su misión hacértelo saber, prevenirte.
5. Pero lo de la prohibición ya debe ser cosa tuya. Gracias al deporte pasas horas al aire y al sol, horas que no transcurren en el ambiente en tantos sentidos insano de cines y cafeterías. Con tu equipo aprendes disciplina, camaradería, colaboración; te educas en la lucha noble, y educas a tu voluntad a vencer con elegancia y a perder con más elegancia aún...
10. Tu propia formación moral, y la constante vigilancia de las personas responsables que te
rodean, habrán de impedir que te acostumbres a presentarte en público con una
indumentaria que, fuera de las canchas de juego, no se acomode a las normas de la
decencia cristiana.
Respuesta 7
1 Querida amiga:
Pues me parece muy bien que te montara la escena por lo del cigarrillo. Aun como tu lo
cuentas, estabas dando la nota; y desentonada. Estoy segura de que ni te gusta, de que lo
hiciste por “pose”, por ostentación; por remedo extranjerófilo y peliculero. No es tu marido,
5. pero lo va a ser -si es que continúa aguantando tus intemperancias-; y le incumbe, y está
perfectamente legitimado para llamarte la atención si tú no sabes comportarte como la
que ha de ser su esposa.
Respuesta 8
1 Querida amiga:
Te lo has tomado demasiado en serio, mujer. Muy pocas son aquellas que pueden llamar
la atención con las solas gracias que la naturaleza les ha concedido. Claro que puedes
usar maquillaje; todas usamos ese subterfugio.
Respuesta 9
1 Querida amiga:
No me parece la táctica adecuada. sinceramente. Disimular los celos hasta ese punto me
parece una conducta poco femenina. Por otra parte, él puede llegar a pensar que su
comportamiento te resulta indiferente, que no te causa la menor inquietud; y eso no deja de
5. ser una humillación para cualquier varón que se cree amado. Halaga su vanidad, mujer;
móntale una escenita.
Puedes incluso contraatacar moderadamente; cambia de peinado, renueva el vestuario,
charla animadamente con sus amigos, sonríe seductora...
Dale a probar una cucharadita de su propia medicina. Ya verás el resultado.
Respuesta 10
1 Querida amiga:
Te comprendo perfectamente. Los hombres tienen la iniciativa; nosotras hemos de esperar,
y aun disimular que esperamos. Así, las oportunidades van a menos con el correr de los
años hasta cesar por completo. Queda, sí, esa esperanza remota, el caso de fulanita...
5. Pero yo no fiaría, sinceramente. Y creo que muy pocas en tu situación dudarían a estas
alturas. Si, como me cuentas, es buena persona y trabajador, podría ser a pesar de todo,
tu tabla de salvación. Piénsalo.

Pitita
 

Divinas de la muerte.

Notapor Demo.soy el 18 de Julio, 2006 - 23:13 h.

Leyendo los dos textos me doy cuenta de que las mujeres hemos hecho mucho en poco tiempo. Las mujeres ya no son "bachilleres", son universitarias. Las mujeres son trabajadoras. Y son madres. Y esposas. Y ya no esperan proposiciones, ellas proponen. Y no se sientan a esperar, echan a andar. Y eso, en tan poco tiempo, es mucho, pero es que somos divinas de la muerte.
Porque nosotras lo valemos.
Demo.soy
 

no creas Dermo

Notapor templari el 20 de Julio, 2006 - 1:30 h.

que aun quedan muchas de esas, aunque supongo, que las malas influencias familiares tienen mucho que ver, si escuchas a las madres, a nuestras madres, abuelas,... les oyes decir"" es@ te convieen, su padre es.......... o ese es primo de,........"" en fin, no hemos avanzado mucho.
templari
 

Es cierto, templari

Notapor Demo.soy el 20 de Julio, 2006 - 18:34 h.

Tienes razón, templari, y mucha.
Saludos.
Demo.soy
 

Re: La mujer durante el franquismo

Notapor sofia22 el 3 de Noviembre, 2017 - 2:32 h.

Esta claro que era otra manera de maquillarse y arreglarse hace casi 50 años que ahora, es una cosa que no lo voy a discutir la verdad.
Lo cierto es que cuando vemos fotos de nuestras madres y abuelas los estilos y look eran bastante sofisticados, sobre todo dentro de las ciudades, yo personalmente aprendi mucho mientras estudiaba maquillaje de aquellos tiempo por parte de mi madre y abuela, y cosas que antes no se mostraban ellas me las enseñaron.
Aqui yo publico mis nuevos estilo y me encanta.
sofia22
 
Mensajes: 1
Registrado: 3 de Noviembre, 2017 - 2:14 h.

Re: La mujer durante el franquismo

Notapor mariakerry el 19 de Enero, 2018 - 13:42 h.

Es una lástima que no hayamos avanzado más y aún estemos para hacer un nudo de corbata elegante a nuestros hombres. Vivimos en una sociedad machista, pero no por ello debemos dejar de querer avanzar hacia una igualdad plena.
mariakerry
 
Mensajes: 4
Registrado: 5 de Abril, 2017 - 13:46 h.

Re: La mujer durante el franquismo

Notapor beatriz1 el 26 de Enero, 2018 - 18:08 h.

Y todo lo que nos hace falta. Mi abuela me comentaba que ella alguna vez dijo que creía en la https://www.religiones.net/politeista/ y la gente casi se le hecha encima. Triste que no hemos avanzado en ello.
beatriz1
 
Mensajes: 2
Registrado: 26 de Enero, 2018 - 18:03 h.

Re: La mujer durante el franquismo

Notapor Victoria111 el 7 de Marzo, 2018 - 13:17 h.

Que triste que un sacerdote diga eso, y mira que yo soy muy católica.
Pero las mujeres estamos más que para saber coser un botón.

Gracias que a mi me ayudó San Judas Tadeo a soportar aquellos años tan difíciles.


https://www.oracionasanjudastadeo.org
Victoria111
 
Mensajes: 3
Registrado: 7 de Marzo, 2018 - 13:12 h.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados