LA PARABOLA DEL RICO Y LA EL MENDIGO

LA PARABOLA DEL RICO Y LA EL MENDIGO

Notapor FIFALA el 6 de Septiembre, 2008 - 22:18 h.

Concepto de Nación

Es una comunidad y no una sociedad
SE OLVIDO ESTE CONCEPTO, ES POR ESTE MOTIVO,POR ELQUE CADA DIA,HAY MAS NECESITADOS CON LAS AYUDAS,SOCIALES PORQUE,LA PALABRACOMUNIDADA SE LES PERDIO Y SOLO PIENSAN, EN SUS BUENOS SUELDOS, TENDRAN ,QUE DESPACHARSE, CON TANTO, AYUDAS SOCIALES, HAY, LADRONES,DE BOCA GRANDE,MIRAD LO QUE OS DICE, EL JUEZ, JUSTO
FIFALA
 

EL NO MIENTE, A TODOS, NOS JUZGA,TAL VEZ NO SEPAS

Notapor FIFALA el 6 de Septiembre, 2008 - 22:24 h.

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos."(Biblia RV).

Este es un comentario muy interesante dado a nosotros de los labios del mismo Señor y contiene muchas cosas que podemos ponderar muy cuidadosamente. Supongo que la primera cosa que deberíamos notar es que las vidas terrenales de dos hombres están siendo contrastadas.
FIFALA
 

Y EL REY,DONDE SU REYNO

Notapor FIFALA el 6 de Septiembre, 2008 - 22:34 h.

HOY HOMBRE HONRADO, DEB ESTAR HUMILLADO CON LAS AYUDAS SOCIALES, MIENTRAS LOS CORRUPTOS,DAN MIGAJAS,DE LOQUE ROBAN,
FIFALA
 

NO LO DIGO YO,

Notapor FIFALA el 7 de Septiembre, 2008 - 8:29 h.

Un Cuento: Juan crecía como un niño tímido y miedoso. En la escuela primaria estudiaba mal. Para ayudarle a vencer su inseguridad sus padres comenzaron a inducirle: "Hijito tienes que saber que eres el más inteligente y dotado, que lo puedes todo, solo cree en ti mismo y todo lo cumplirás."

"Consejo perfecto"! Juan comenzó a estudiar bien, recibía las mejores notas. Con el tiempo se transformó en el mejor alumno de la escuela. La timidez e inseguridad anteriores se transformaron en la seguridad en si mismo. Sus éxitos lo siguieron no sólo en la escuela media, sino también en la universidad. En todas partes era el alma de la sociedad. Los jefes lo ponían como ejemplo, los amigos le pedían consejo. Paulatinamente a Juan le gustó ser el primero en la sociedad y consejero de sus compañeros. En cuanto tuvo su diploma, le propusieron trabajo en una prestigiosa empresa química. Trabajaba en la sección de la investigación y a causa de la competencia con otras personas, se le exigía publicar los resultados de sus trabajos en revistas científicas. Su nombre se hacia famoso entre los científicos.

Al sentir la presión de constante publicación de algo nuevo, comenzó, de a poco, a tomar préstamo de trabajos ajenos, poco conocidos, o sea, "plagiar." Sus superiores estaban contentos con su capacidad laboral y lo elevaban en el escalafón. Una vez más, terminando uno de sus artículos decidió usar los resultados de una poco conocida tesis, los publicó en su trabajo, no mencionando la fuente. Cuando el artículo salió publicado, el autor de la tesis reconoció su trabajo y protestó. Juan negó el plágio y afirmaba que el descubrimiento lo hizo él. Se produjo una fea confrontación.

La empresa, donde trabajaba Juan, tuvo que formar una comisión independiente, y ésta demostró el plagio. Cuando este inconveniente se aclaró se comenzó a mirar con mayor atención los trabajos de Juan y se vio que éste no era el primer caso de fraude por su parte. Surgió un gran escándalo. Juan no sólo tuvo que dejar su trabajo, sino, también, no pensar más publicar sus artículos en el futuro. En el mundo de la ciencia él quedo manchado para siempre.

El escándalo en el trabajo empeoro los problemas familiares. Su esposa, ya hace tiempo, se quejaba del carácter despótico y áspero de Juan. Tanto como antes, él era alegre y agradable — se quejaba ella — con los años se hizo cada vez más irritable y sarcástico. No aguantaba ninguna oposición. Cuando ella trataba de proponer algo, él inevitablemente la objetaba. No perdía la oportunidad de rebajarla, hasta delante de los niños. Al final se divorcio de Juan y se llevo a los hijos.

En esta forma trágica terminó la subida vertiginosa de un científico inteligente y talentoso. En el plano espiritual, la causa de su tragedia era su orgullo. El sentimiento vanidoso de auto seguridad, que le incularon sus padres, primero lo llevo, cada vez más alto, hasta que ruidosamente lo golpeó contra la tierra.

En este trabajo revelaremos las causas y el camino que lleva al orgullo. Mostraremos la ventaja de la humildad, como base de todas las virtudes. En el apéndice citaremos relatos y citas de las Sagradas Escrituras y de los Santos Padres, sobre ese tema.




La naturaleza de la humildad.

Según las Sagradas Escrituras la humildad es la virtud fundamental, sin la cual no se puede llegar a nada bueno. Con el llamado de la humildad Señor Jesucristo comenzó Su Sermón de Montaña diciendo: "Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos" (Mat. 5:3). Como los pobres comunes se sienten necesitados de todo, así los pobres en espíritu se sienten imperfectos y necesitados de la ayuda Divina. Este sentimiento, a su vez, atrae al hombre la benevolencia Divina que lo enriquece en todo.
ES UNA PENA QUEL HOMBRE SE SUPER VALORE,ANTE LOS DEMAS, PPERO,COMO VE,EN EL CUENTO HAY REMEDIO,PARA TODO,GRACIAS POR LEERME
FIFALA
 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: xiaopmfd y 2 invitados